In Andorra

El Tribunal Supremo español (TS) por sentencia de fecha 19/2/2018 (550/2018) condena a la Administración española a devolver la cantidad pagada por un residente a Canadá en el impuesto de sucesiones, con deducción del que correspondería haber pagado según el impuesto de la comunidad autónoma correspondiente, argumentos que pueden ser de aplicación a los residentes en Andorra que sufren la misma discriminación. Puedes consultar la sentencia en este enlace.

En España se tributa por el impuesto de donaciones o sucesiones de la siguiente manera:

  • Quién recibe los bienes es residente en España, con independencia de donde se encuentren los bienes (obligación personal).
  • Cuando se reciben bienes o derechos en España por parte de no residentes en España (obligación real).
  • La normativa de aplicación, estatal o autonómica, se aplica de acuerdo con la residencia del causante o del donatario, o según donde se encuentren radicados los bienes inmuebles (puntos de conexión), si bien a partir de 2015 por efecto de la sentencia TJUE los no residentes tributan en la comunidad autónoma donde se encuentren la mayor parte de los bienes.
  • La normativa autonómica contempla bonificaciones a diferencia de la normativa estatal, y por lo tanto es más beneficiosa la primera.

Las vinculaciones familiares entre Andorra y España son muy importantes, y en consecuencia se producen numerosos casos de personas residentes en Andorra, o que el difunto residía en Andorra y que heredan residentes en España, que impedía la aplicación de la normativa de la comunidad autónoma donde se encontraban los bienes, lo que generaba que diferentes hermanos tributaban de manera muy diferente según su residencia en Andorra o España. La sentencia del TS pone fin a esta situación y los no residentes en Andorra podrán aplicar la normativa autonómica.

La sentencia acaba con la discriminación de los no residentes a la UE de acuerdo con los siguientes argumentos:

  • Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) estableció en fecha 3/9/2014 (C-127/12) la existencia de una discriminación a los no residentes en el impuesto de donaciones y sucesiones (arts. 32 y 48) al aplicar reducciones al impuesto, contraria al ordenamiento comunitario (art. 63 TFUE).
  • En fecha 27/11/2014 (Ley 26/2014) España modificó la normativa del impuesto de acuerdo con la sentencia del TJUE, si bien suprimió la discriminación únicamente para los residentes en países UE y Espacio económico europeo (EEE), manteniendo la discriminación por el resto.
  • Esta modificación parecía contraria a la propia jurisprudencia del TJUE que entiende que la libertad de circulación de capitales se aplica igualmente a ciudadanos no comunitarios.
  • La reciente sentencia del TS elimina estas dudas y confirma que la normativa española una vez modificada sigue siendo contraria a los principios de libre circulación de capitales y la jurisprudencia del TJUE, de la qué hace un exhaustivo análisis.

El reconocimiento por parte del TS de la aplicación de la jurisprudencia del TJUE a ciudadanos no comunitarios, así como de los principios y libertades de derecho comunitario, es rechazada por la administración tributaria en otros ámbitos, por ejemplo en los fondos de inversión, o especialmente en el modelo 720 para la declaración de bienes al extranjero (pues también hay un procedimiento de infracción de derecho comunitario ante el TJUE), que la sentencia del TS contribuirá sin duda a clarificar.

Aquellas personas que hayan liquidado donaciones o sucesiones por normativa estatal en los últimos cuatro años a contar del plazo de liquidación (seis meses para sucesiones, treinta días para donaciones), pueden pedir la devolución de aquello pagado de más mediante un procedimiento de devolución de ingresos indebidos regulado en la normativa autonómica.

Manel Casal
Abogado

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacte

Podeu enviar-nos un correu electrònic i us contestarem, tan aviat com sigui possible.