In Customer Experience

Cómo hacer críticas constructivas

Hoy quiero explorar qué es una “crítica” y qué tiene de positivo, cómo diferenciar las críticas buenas de las malas y cómo escoger con qué nos quedamos. En resumen, se trata de saber separar lo bueno de lo malo y, posteriormente, dar una opinión (o juzgar, aunque usar esta palabra suena un poco duro).

Cuando se hace bien, una crítica te puede dar pie a reflexionar sobre el trabajo hecho, darle algunas vueltas a lo que dabas por hecho (que quizás no es correcto) y trabajar más en ello para mejorarlo. En realidad, las críticas te ayudan a crecer y a crear lazos con los demás: si alguien se toma el tiempo de criticar un trabajo tuyo, es que le importa. ¿No crees que sería más frustrante que lo que hicieras pasara totalmente desapercibido?

Como ves, una crítica no es, en sí misma, negativa. Y este es el primer paso para empezar a aceptarlas mejor sin querer defenderse como un gato panza arriba.

 

Cómo procesar bien las críticas

Este es probablemente “EL TEMA”, porque es algo que nos cuesta a todos, independientemente de la experiencia que tengamos. Cuando alguien critica nuestro trabajo, nuestro primer impulso sea tomárnoslo como algo personal, como si nos atacaran a nosotros. Y esto nunca es cierto (y si lo es, aléjate de esa persona o empresa).

Cuando te envíen o te den alguna crítica a un proyecto que acabas de presentar, no debes ponerte automáticamente a la defensiva. Ese proyecto no eres tú. Si te pones a la defensiva lo único que conseguirás es contestar defendiendo el proyecto, cuando lo que hay que hacer es explicarlo.

En resumen:

  • Escucha atentamente y procesa lo que te están diciendo. Escuchar activamente y tratar de comprender por qué te están diciendo esto. Y si no lo entiendes, pregunta.
  • Reflexiona. Ligada a la anterior: antes de contestar lo primero que te venga -que probablemente será defendiendo,  dale un par de vueltas a lo que te acaban de decir.
  • Explica y razona. Contestar impulsivamente te llevará a no explicar, que todo lo que has hecho tiene detrás todo un proceso y decisiones reflexionadas y sustentadas en teorías y/o datos.

Cuando son positivas, normalmente nos callamos en plan “Nah, si no soy tan buen@” mientras bajamos la mirada. En lugar de menospreciar el trabajo que has hecho, di simplemente “Gracias”. Primero, porque te han dicho algo positivo y segundo, porque esa persona ha dedicado tiempo a revisar tu trabajo.

Y si son negativas, lo mismo. Aunque a veces cuestan de digerir, normalmente suelen llevar a una interación que hace mejorar el resultado. Y crecer siempre es de agradecer. Y si son negativas, lo mismo. Aunque a veces cuestan de digerir, normalmente suelen llevar a una interación que hace mejorar el resultado. Y crecer siempre es de agradecer.

Conocer la opinion de nuestro equipo es muy importante para conseguir el mejor desempeño de las tareas de nuestro trabajo y para mejorar la relación con los compañeros.

 

 

 

Ana Cervero
Diseñadora gráfica

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacte

Podeu enviar-nos un correu electrònic i us contestarem, tan aviat com sigui possible.