In Wealth Management

Desde hace ya unos años, se está produciendo un auténtico boom de Startups, empresas de nueva creación mediante las cuales los emprendedores hacen realidad sus proyectos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, para que dichos proyectos puedan hacerse realidad, requieren de inversiones de terceros, pudiendo emplear distintos negocios jurídicos para efectuar estas inversiones. Veamos, en este artículo, dos de los modos más comunes:

Cuenta en participación

Muy común cuando los emprendedores acuerdan con el inversor que éste no intervendrá en la gestión del negocio ni tampoco en la toma de decisiones, limitándose a aportar dinero y participar en los resultados positivos o negativos del negocio, según el porcentaje acordado. Así pues, el inversor nunca llegará a ser socio, aunque tendrá derecho a ser informado sobre la marcha del negocio y, tras el tiempo pactado, recibirá la cantidad remanente de su inversión.

En cuanto a la fiscalidad de la cuenta en participación, la aportación inicial no tributará y posteriormente el inversor tendrá un beneficio o una pérdida que tributará en la base imponible del ahorro en su IRPF y, por otro lado, la sociedad se imputará un gasto o un ingreso por los beneficios o pérdidas imputables al inversor.

Participación al capital

En muchas ocasiones, nos encontraremos que el inversor querrá participar en la gestión de la sociedad y en la toma de decisiones y exigirá participar en el capital de ésta. A esta participación en la toma de decisiones se suma la posibilidad de disfrutar de la deducción para los Bussiness Angels prevista en la ley del IRPF (art. 68.1). Mediante la aplicación de esta deducción, el inversor podrá deducir en la cuota de su IRPF el 20% de la aportación, siendo la deducción máxima anual de 10.000 € aunque eso sí, no aplicará cuando la sociedad tenga por actividad la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario y se incentivan las inversiones temporales:

  • La deducción se debe hacer en la constitución o durante los tres años siguientes aportando al capital de la compañía.
  • La participación debe venderse a partir de los tres años desde la inversión y antes de doce años.

Normalmente, la principal discrepancia entre los emprendedores y los inversores estará en el interés de estos últimos en la participación en el capital para poder aplicar este incentivo, mientras que los emprendedores no querrán permitirles participar en las decisiones de la empresa. Ante ello, no debemos olvidar que la Ley de Sociedades de Capital nos permite la posibilidad de emitir participaciones o acciones sin voto, mediante las cuales los inversores entrarían en el capital de la compañía, però no intervendrían en la toma de decisiones del negocio, ya que no podrían votar en las juntas (aunque tendrían los mismos restantes derechos que los demás socios).

«Los titulares de participaciones sin voto tendrán derecho a cobrar un dividendo privilegiado, adicional al dividendo ordinario que le corresponda al socio por su participación en el capital.»

La otra cara de la moneda será que los titulares de participaciones sin voto tendrán derecho a cobrar un dividendo privilegiado, adicional al dividendo ordinario que le corresponda al socio por su participación en el capital. Las principales características de estas participaciones sin voto serán:

  1. El dividendo privilegiado será una cantidad anual mínima, fija o variable, fijada en los estatutos (siempre que haya beneficio y mientras no se reparte, los socios recuperan su derecho al voto).
  2. Si no hay beneficio, el dividendo privilegiado deberá satisfacerse durante los cinco ejercicios siguientes.
  3. Las acciones o participaciones, no se ven afectadas por reducciones de capital para compensar pérdidas, siempre y cuando el capital ordinario sea suficiente para compensarlas).
  4. Si se liquida la sociedad, los socios de este tipo de participaciones, tienen derecho a que se les reembolse su cuota antes que a los demás.

 

Carlos Muñoz
Advocat
Departament de Wealth
Management

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacte

Podeu enviar-nos un correu electrònic i us contestarem, tan aviat com sigui possible.